NUESTRO OBJETIVO: QUE EL ALUMNO SE SIENTA EN CASA

 

Dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, la variable emoción es la brújula que da sentido al proceso. Centrarnos en entrenar la gestión emocional implica la diferenciación de las distintas emociones básicas: rabia, miedo, asco, culpa, tristeza, sorpresa, alegría, curiosidad, admiración y seguridad. 

 

Las tres últimas hasta ahora eran desconocidas, pero son también necesarias en nuestro contexto:

 

  • Curiosidad: es la emoción básica del aprendizaje. Para desarrollarla se proponen estrategias de enseñanza innovadoras, atractivas para llegar al alumno. 
  • Admiración: es la emoción que lleva a poder aprender de los otros, imitar, aprender desde el aprendizaje por observación de modelos. 
  • Seguridad: esta emoción es nuestra meta, pues desde la seguridad pueden gestionarse el resto de las emociones de forma constructiva. 

 

Por todo ello, nuestro objetivo es crear la casa para y por el alumno, nos interesa crear un sentido de pertenencia: un entorno estable, significativo, predecible y empático.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página

Colegio Menéndez Pelayo by www.cmpcastro.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.© Colegio Menéndez Pelayo. Castro Urdiales AVISO LEGAL Y POLITICA DE PRIVACIDAD